Header Ads

El material con el que la batería de tu Android podría pasar a durar varios dias

Resultado de imagen para bateria de celular

La batería y autonomía de los smartphones sigue siendo un problema. De nada sirve añadir un montón de funciones extra, cámaras extraordinarias y potencia a raudales si no puedes sacarle provecho por miedo a quedarte sin batería. Las grandes marcas están abordando este problema desde la investigación, pero sustituir a las famosas baterías de ion-litio no parece ser una misión sencilla. 

Unos investigadores de la Universidad de Missouri liderados por el Dr. Deepak Signh (físico), han desarrollado un nuevo material en forma de panal de abeja capaz de incrementar la autonomía de smartphones y portátiles hasta 100 veces. Eso, traducido en términos mundanos, significa que la batería de tu terminal, a la que le puedes sacar entre 5 y 6 horas de screen on time (pantalla activa), podría aumentar hasta las 500 – 600 horas

Este material reduce la cantidad de calor que una batería estándar suele emitir, lo que se traduce en un menor desperdicio de energía y, por tanto, una mayor duración. Para conseguirlo, los físicos colocaron una serie de capas de un material magnético sobre una superficie de silicio con una estructura de panal de abeja. De esa forma, se consigue que la corriente y el voltaje operen unidireccionalmente, llevando la energía a todos los componente del terminal en una única dirección. Parece muy técnico, pero tiene sentido.


Cuando hay un exceso de energía, la tensión se puede invertir y, por tanto, también la corriente. Es como una carretera en la que solo se puede circular en una dirección. Si, por lo que sea, unos locos conducen en dirección contraria, pueden alterar el correcto funcionamiento de la carretera y generar daños estructurales. En los móviles es igual, por ello tienen un sistema de seguridad que ayuda a liberar esta energía sobrante en forma de calor. Esta estructura de panal soluciona ese problema, ya que hace que sea imposible que la corriente se invierta. Si la tensión no se puede invertir, no es necesario el mecanismo de seguridad y, por tanto, no es necesario liberar calor. Eso aumenta la duración de la batería hasta 100 veces.

Según el Dr. Singh, “un diodo normalmente conduce corriente y voltaje a través del dispositivo a lo largo de una sola dirección de polarización, pero cuando la tensión se invierte, la corriente se detiene […] Este proceso de conmutación emplea una energía significativa debido a la disipación, o al agotamiento de la fuente de alimentación, lo que afecta a la vida útil de la batería”. Como dice el refrán, ‘muerto el perro se acabó la rabia’. Si una batería no tiene que emitir calor, esa energía se conservará y se pondrá a disposición del usuario.

No sabemos si este material llegará a comercializarse en algún momento, pero está bien saber que hay un empeño por parte de la comunidad científica por encontrar soluciones a un problema real como es la autonomía. Cada vez usamos más y más nuestros smartphones, pero estos no parecen seguirnos el ritmo. ¿Logrará alguna marca conseguir que su tope de gama dure más de ocho horas de pantalla? 


No hay comentarios

Añade tu comentario.

Con la tecnología de Blogger.